22/2/10

La crónica del Pretoriano Santi Martin (Doctorimus Vinagriticus)


Buenas, ahí va mi crónica de la maratón de Sevilla y el enlace con las fotos, espero que os guste.

Un abrazo.



Hola a todos,

El domingo disfruté como un niño corriendo la XXVI maratón de Sevilla-2010. Esta ha sido mi 5ª edición de esta maratón y la número 12 en total, incluyendo las de montaña. En esta ocasión, mi motivación no era intentar batir mi propia marca, para eso ya sufrí como un demonio el año pasado, sino disfrutar de la carrera y completarla una vez más y en esta ocasión corriendo por primera vez en Sevilla con la coraza y al lado de mis compañeros de club, PRETORIANOS DE TOMARES.


Además en los días anteriores estuvimos planteándonos rendir homenaje durante la carrera a PLUM, compañero pretoriano que actualmente se encuentra lesionado y con un estado anímico bastante bajo por distintas cuestiones. Finalmente preparamos una bandera de Andalucía con el lema “ánimo Plum”, y el llevarla por las calles de Sevilla suponía una motivación extra para nosotros. El día de la carrera se levantó sin lluvia aunque con el cielo cubierto y muy muy frío, con unos 3-4º. Tras las preceptivas fotos de rigor, los preparativos para la carrera, y los saludos a amigos y conocidos, nos ponemos en marcha desde el Estadio Olímpico.


Un buen grupo de pretorianos (MANOLO ORTEGA, CAYO CRASTINO, JAVI, JAVIER RAPOSO, POTAJE, POLO Y SANTI MARTIN) fuimos juntos prácticamente durante todo el recorrido, a ritmo de 5:30-5:40/minuto durante la primera media y algo más lentos en la segunda, sobre todo por las paradas pretoriano-cerveciles. PRUDEN nos acompañó durante los primeros 10 kms y después aflojó un poco la marcha. Por delante iba PEPE EL DEL CARRITO y por detrás venían ISIDRO Y MIGUEL CANO. SCHUSTER nos acompañó con su bici durante muchos kilómetros. Otros compañeros del club participaban en la maratón representando a sus otros clubes (ALFONSO, EL NIÑO, LUTGARDO, PEDRO MAQUEDA, SCHEILOR, Y ANTONIO HANS), aunque con algunos compartimos kilómetros, como con Scheilor, Lutgardo y sobre todo Pedro Maqueda. El paso por la media estuvo en torno a 2 horas. Javi Raposo empezaba a tener algunos problemas con las plantas de sus pies pero aguantó como un jabato.


JUANI Y TAMARA se incorporaron a la maratón en el km. 25 junto con Pedro Maqueda que nos esperaba en ese punto y ya vino con nosotros el resto de la carrera. En general íbamos muy bien, entretenidos con las bromas y el cachondeo y todos pendientes del ritmo y de la situación del resto de los compañeros.


Uno de los momentos estelares de la maratón fue el avituallamiento que nos tenía preparado el pretoriano CHEMA en el kilómetro 27. Una pasada, tenía de todo, aquarius, palmeritas de chocolate, cañitas de crema, red bull…. y por supuesto BOTELLINES. Muchísimas gracias Chema por tu apoyo y tu compañerismo. Unos policías locales que había al lado cortando el tráfico no daban crédito a sus ojos, como tampoco los corredores que pasaban por el lado y veían a unos tíos participando en la maratón con un botellín en la mano. En este punto del recorrido nos esperaba también PLACIDO, que tras vernos y animarnos en distintos puntos del recorrido, se incorporó a la carrera y nos acompañó hasta la meta.


En la Ronda de Triana volvimos a parar para tomar otro botellín y así esperar a Javi Raposo que venía rezagado y reagruparnos un poco. Seguía haciendo mucho frío y esta parada nos dejó un poco helados, aunque ya quedaba poco para meta. Los gritos de ánimo constantes que nos dábamos a nosotros mismos, y especialmente los de nuestro presi nos daban fuerzas para estos últimos kilómetros.


Una de las cosas que más me sorprendió en esta maratón fue la cantidad de gente que conoce ya al club: muchísima gente nos animaba a nuestro paso al grito de ¡VAMOS PRETORIANOS!, aunque también nos dijeron otras muchas cosas por la coraza (por supuesto romanos, y también viquingos, acorazaos, armaos…, habría que hacer una recopilación), pero vamos que a nuestro paso la gente no se quedaba indiferente y nos animaba un montón. Parece que no pero esto da un montón de fuerzas y hasta aceleras el paso de la emoción sin darte cuenta. ¿Será verdad que los Pretorianos de Tomares se están convirtiendo en una LEYENDA?

Bueno, a estas alturas de carrera, después de casi 40 kms, algunos ya íbamos un poco más justos de fuerza. Yo me encontraba muy bien aunque tantos kilómetros de asfalto te dejan las piernas muscularmente machacadas por muy asequible que sea el ritmo para ti. Todos fuimos arropándonos y corriendo en bloque en formación “de tortuga” durante los últimos kilómetros, dando ánimos a los más fatigados. La entrada en el estadio fue bastante espectacular, ya que a esas alturas de carrera ya eran poco frecuentes grupos tan numerosos y encima del mismo club. Además algunos corredores se nos incorporaron en los últimos kms cuando les animábamos a hacerlo lo que hacía el grupo más numeroso aún.

Entramos con la bandera por delante para dejar bien patente la dedicatoria a nuestro querido Plum, que había estado presente durante toda la carrera (¡VA POR TI!). Una vez en meta, abrazos y felicitaciones para todos, y sentimiento de satisfacción general por haber finalizado una maratón más en tan buena compañía. Espero que sean muchas más así, hasta la próxima. Un abrazo a todos.

FUERZA Y HONOR.

Santi Martin. (Doctorimus Vinagriticus.)

1 comentario:

PLUM dijo...

Muy buena crónica, Santi
a la altura de un doctor como tu
No pongo aqui que se me ha metido una mota de polvo en el ojo, porque no es de pretorianos, esa excusa
Pongo mejor, que mucha banderita, pero a mi no me ha tocado ningún botellin, y el estomago no lo tengo malo, sino el pie :)
Gracias por los ánimos
Salud. Plum