24/12/11

Regalo de Navidad para los presidentes del Club

Nuestro compañero Antonio Acebal, Signum Velox, ha hecho estos magníficos dibujos y me ha pedido que transcriba el siguiente texto escrito de su puño y letra, dedicado a los Sres. Presidente y Vicepresidente de nuestro club, quienes fueron sus padrinos en su entrada al Club.
Muchas gracias Antonio.



"Corre el año segundo del siglo veintiuno. Nadie en el mnudo intuye la que va a acontecer en los próximos meses. Está en ciernes la creación de un grupo de guerreros que llegará a llamar a las puertas de Zeus, Poseidón, Hércules y todos los dioses del Olimpo.
Será la envidia de gladiadores y legiones romanas, de tribus guerreras de más allá de las fronteras del gran Imperio. Los ecos de sus gestas se oirán en los confines de la tierra, pasarán de boca en boca, y los niños pedirán a sus madres ser como ellos.
Entre ellos los hay de todos los lugares pero a la hora de luchar tienen unos códigos de los que nunca se olvidan, como son el honor, el compañerismo y la amistad.
Nunca se cansan, no mirar miliarios ni pasos dados, ni trechos recorridos, solo siguen y siguen hasta la extenuación, y aún así, se amparan en la lucha unos a otros para formar una piña indestructible.
Sus guerreros son de todas la edades, jóvenes, maduros y hasta veteranos curtidos en "ciento y una bata" batallas.
De miradas imperturbables, aprietan dientes y caligaes y corren, corren, andan, suben o bajan por trochas o senderos como si les fuera la vida en ello.
Dicen que morir por hacar lo que amas es el honor mayor, que no se muere más que una vez y que es más horrible vivir sin hacer las cosas por las que quieres vivir.
Su estandarte es el emblema que llevan a todas partes con honor, y si un portador cae en la batalla, siempre hay otro dispuesto a llevarlo hasta el final.
Todo esto les hace llegar hasta los confines de la Tierra, y lejos de padecer por ello, no solo no lo hacen, sino que al final se agasajan con festines y viandas, pues son temidos también por ésto hasta en la propia morada del Dios Baco.
Y aquí se acaba esta pequeña historia por la que, al oirla un día, un veterano con años de batalla a sus espaldas, de pelo cano, arrugas en el rostro, pero aún con ganas de luchar, pidió a sus fundadores que fueran sus padrinos en la entrada a esta cohorte de fama mundial, los Pretorianos de Tomares.


A mis padrinos y fundadores JOSÉ LUIS y BOMBE.
De Signum Velox (Antonio Acebal)

Sevilla, 31 de Octubre de 2011."


(Entrada por Santi Martin)

3 comentarios:

bombero pretoriano dijo...

Orgulloso al leer estas letras en mi mente se cruzan cientos de momentos, miles de imágenes que quedarán grabadas por siempre en mi memoria.
Lo que hoy es nuestro club puede ser que naciera en el corazón de dos, pero este club necesita alimentarse cada dia, cada minuto y cada segundo del alma de cada uno de sus pretorianos,para poder seguir escribiendo con letras de oro este camino sin fin.
Y con palabras como estas que expresan el verdadero sentimiento de lo que es nuestro credo , si sabemos seguir el verdadero camino, este nos llevará junto con nuestra coraza a lograr metas que nunca imaginariamos que fueramos capaces de realizar.
Antonio, ¡gracias! y ójala siempre seamos capaces de mantener todos juntos la ilusión que hoy desprenden tus palabras.

¡Fuerza y Honor!

El Bombe

CAYO CRASTINO dijo...

Gracias Antonio, al final las mayores satisfaciones se encuentran en detalles como el tuyo y mientras exista ilusión tendremos siempre un futuro por delante

Antonio Acebal dijo...

Soy hombre de poca fe, pero en lo que creo, lo defiendo y me involucro de todo corazon. Gracias.